Mi cabeza no para

Nos perdimos para siempre
en el tráfico del día.
Yo corro en mi dirección
corro
Me quedo inmóvil
parada
sentada
mi cabeza no para.
Cuando sueño ya no encuentro
sino sombras y contrastes
incoherencias
rompecabezas sin arreglo.
Vuelvo corriendo
de la desazón de la tarde
vuelvo
despacio
lento
mi cabeza no para.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino, Poesía, Sueños, Tarde. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s