En los charcos

Quién me quitará esos momentos
quién si nadie sabe,
si nadie adivina
de tus caricias y las mías.
Nadie puede suponerlo,
tus ojos, mi sonrisa
tus manos, mis labios
nuestros momentos juntos.
Quién te quitará mi recuerdo
si nadie ve tus pensamientos
tu mirada perdida que lee
entre las líneas de mi cuerpo.
Nadie lo ve, nadie imagina,
tu silencio son mis susurros,
tu mano en el pelo
acariciando mi imagen
allí clavada en tu frente.
Y en los charcos que deja la lluvia
nuestra imagen reflejada,
sólo allí,
sólo
ese instante.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lluvia, Manos, Mirada, Ojos, Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s