Todavía

Seca por dentro
vacía de deseo
pero con la furia intacta
esa que puede convertirse en llama.
Fría por fuera,
duros los ojos.
Pero con la piel ardiendo
esa que puede incendiarte al tocarla.
La boca amarga
triste el gesto,
y por dentro dulce y ansiosa.
Esa que puede intoxicarte, todavía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deseos, Fuego, Ojos, Piel, Poesía, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s