La duda

Auto2

Mañanas sin inspiración
la tormenta de mis ojos
sabe de tu lejanía
y duda, duda
la duda que no abandona
que apremia respuestas
sin embargo tan inútiles.
El rayo de tus ojos me arrasa.
Desde lejos sopla el viento,
se escucha su arrullo
pero no me consuela.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ojos, Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s