Espera

Qué difícil la espera
la espera de una palabra
cuando hacen falta las palabras
envueltas en caricia
rodeadas de tu deseo.
Qué difícil soportarlo
cuando las horas son ásperas
cuando todos se olvidan de las gracias
las gracias no son fáciles,
siempre es mejor el propio ombligo.
Horas de palabras necesarias
que tardan, no adivinan
no saben lo que valen
deletrearlas es una delicia
un sabor dulce y adictivo.
Que difícil esperar otra tarde
y finalmente dejar de esperar
y pedir lo que se desea
cuando se desea.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deseos, Palabras, Poesía, Tarde. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s