Y después – Marta Gómez (sobre un texto de Federico García Lorca)

Los laberintos
que crea el tiempo
se desvanecen.
(Sólo queda
el desierto)
El corazón,
fuente del deseo
se desvanece.
(Sólo queda
el desierto)
La ilusión de la aurora
y los besos,
se desvanecen.
Sólo queda
el desierto.
Un ondulado desierto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Beso, Deseos, Marta Gómez, Música, Tiempo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s