Desde afuera, estoy dentro

Como viendo mi vida por una ventana
llena de colores, música,
estoy dentro sin embargo
pero miro desde afuera
estoy en un mundo que gira
y no para
todo el tiempo
gente que habla, que sueña
que observa y comenta
que canta y que ríe
pero salgo de allí corriendo
y me veo desde afuera,
veo los colores, los sonidos
cálidos,
escucho risas, copas, fiesta
baile, alegría.
Salgo y vuelvo
ya no es lo mismo
algo sombrío recorre el camino
un viento helado
un oscuro hálito
rodea la ventana
y yo afuera
sin poder entrar
sin ver
sólo oscuridad
se contagia del negro de la noche.
No hay música, colores
ni rastros de gente,
sólo oscuridad
sólo frío
presentimientos
muerte
olvido.
La ventana oscura, desde afuera frío
mis ojos fijos adentro
donde no hay nada, nada
sólo dos cuerpos
inmóviles, sentados,
blancos los rostros helados
vestidos de negro,
negro el sillón, gris el pelo
dos que parecen el futuro
uno, se mueve lentamente
se levanta torpe
se acerca a la ventana
su mirada fija en la mía,
amenazante
escucha con los hinchados ojos abiertos
mi grito de espanto
terror, asco, odio
desde el presente,
despierta otra vez,
dejando atrás
el pasado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino, Canto, Noche, Poesía, Sueños, Tiempo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s