En el espejo

Yo maquillándome
y vos, a mis espaldas, mirándome
en el espejo
borrar las últimas huellas de estas horas.
Me gusta mirarte mirarme
sentirme observada en los detalles,
en el dibujo de las líneas
de los ojos,
en la crema que corre
por mi piel,
esa que quitaste hace instantes
con tus besos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Beso, Mirada, Ojos, Piel, Poesía, Tardes. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a En el espejo

  1. Josep dijo:

    Tenéis una serie de instantes en vuestro tiempo que hacen que el nuestro transcurra ensimismado mirándoos… vestiros, desvestiros… maquillaros y desmaquillaros…
    Es muy gratificante visualmente como se construye la película y como se decostruye después más lentamente… quitando todo aquello que sirvió para el acontecimiento…

    Pero aún hay otro instante muchísimo más… como te diría… impagable…!

    Un beso de esos de los de… sí sí… es ese instante que te estás imaginando…

  2. Noris dijo:

    Qué instante… vos lo dijiste, impagable! Inolvidable, imborrable, irrepetible.
    Besos para celebrarlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s