El mal de desearte

No puede ser malo este deseo
si me quita el cansancio
no puede ser malo
si me arranca los males,
si de sólo adivinar tu presencia
se esfuma el malhumor
y vuelve la voluntad de seguir adelante.
Si de sólo adivinar tu deseo
me llena de aire nuevo,
alivia las tensiones del día,
si de sólo imaginar tus promesas
mi aire nuevo se torna entrecortado,
se pone denso el clima,
si sólo vuelve el cansancio,
pero de esperarte, de esperar el día,
la tarde,
el momento en que me arrancarás este mal,
el mal de desearte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aire, Deseos, Poesía, Tarde. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El mal de desearte

  1. no es malo desearte, sino el no tenerte

    beso querida

  2. Noris dijo:

    Un beso y gracias por pasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s