Como la telaraña

Frágil como nunca antes
me vi en tu mirada
en tu recuerdo
y mi corta soledad.
Fuerte como nunca antes
vivo en tus imágenes
segura de pasearme en tus deseos,
de repetirme en tus sueños.
Como la telaraña se teje
rápidamente
sin que nadie lo advierta,
así las arañas que suben por mis piernas
construyen tu refugio,
cálido y húmedo
donde crecerás
para saciarme.
Como tentáculos suaves
húmedos y calientes
tus manos se lanzan hasta atraparme,
y no me dejarán ir
hasta devorarme entera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Manos, Poesía, Sueños. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s