Si pudiera

Si pudiera decírtelo, te lo diría.
Me mantenés en vilo en las tardes,
hasta encontrarte.
Igual sé que vas a estar,
no hoy,
sí mañana,
no los días ocupados,
no los días de familia,
sí en los huecos de las tardes,
aquellos en los que solía extrañarte.
Y todo para leer tus palabras encendidas,
esas que me dejan
sonrisas dibujadas todo el día,
para decirte cuánto me gusta
sentir tus palabras en mis ojos,
evocar tu beso en mi piel,
añorar tus manos en mi pelo,
desear que este deseo nunca termine.
Si pudiera decírtelo…
pero sospecho
que no hace falta, que se nota
en la sonrisa en mis ojos,
en tu aliento espeso en mi nuca
en tus ganas y en mi risa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dedicadas, Manos, Ojos, Palabras, Poesía, Tardes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s