Calma

Calma,
después
de tanto pensar
encuentro calma.
Por fin un lugar
a la sombra buena y dulce
de un jacarandá,
premio por tanto penar.
Respirar hondo
y disfrutar
este segundo de paz,
este regalo que llega
inesperado y alegre.
Beber de tu agua fresca,
saborear tu dulce
agradecer la sal
que adorna esta vida.
Calma
como si mi cabeza
descansara,
otra vez, sobre tu pecho
y con tus manos
me acariciaras.
Ya ese tiempo también
llegará.
Calma,
sin ansiedad
respirando hondo este deseo
de fundirnos otra vez
sin fecha fija
sin metas,
sin apuros
flotando este tiempo
de esperarnos,
buscando momentos
nuevos,
porque el ayer quedó ayer
y no hay vuelta atrás.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Agua, Deseos, Manos, Poesía. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Calma

  1. furien2001 dijo:

    Bueno es ir tranquilo, con calma; pero sin descanso,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s