Es por tus ausencias

Es por tus ausencias
que me pasa lo que me pasa.
Me pasan
mil dudas
mil momentos de debilidad
de necesitar
quien escuche mis palabras
quien lea mis ojos.
Es por tu presencia
que me pasa lo que me pasa.
Por tu presencia
tan lejana, sin embargo,
tan lejos de mi.
Tu cuerpo cercano
día a día,
tu mente volando,
a tanta altura,
tus labios dormidos
no me hablan,
tus ojos ocupados,
tan ocupados.
Y yo buscándote
ya no cerca,
cada vez más lejos,
en rincones más ajenos
de mí.
Cuando despertás a mi lado
y nos encontramos
todo se enciende
como antes, como siempre,
como sabemos hacerlo
con el saber de años,
con el goce de los años sabios
con el día nuevo
celebrando.
Pero luego vuelven los días
de desencuentro
de soledad
de extrañarte
de buscarte por los caminos
por las telarañas enredadas
encontrando entre los sucedáneos
sentimientos confusos
que vuelven a dejarme sola.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Es por tus ausencias

  1. ¡Fascinante! Puedo verlo mientras lo leo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s