Después de aquellos momentos

Después de amar en silencio
y de guardarte
calladamente
en mi mente y en mi pecho
celosamente,
de ocultarte
a la mirada de los curiosos
y malintencionados,
de bloquear
el brillo de mis ojos
y mi sonrisa,
deberé olvidarte en silencio
guardar tus recuerdos,
tus besos amantes,
tus suaves y apasionadas
caricias,
aquellos momentos
aquel cuarto
aquel lugar,
aquel café,
aquel amarnos
aquellas charlas
aquella esquina,
ocultar mis lágrimas
seguir la vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s