Sólo un minuto

Hoy te necesitaba.
Mis ojos necesitaban leerte,
sentirte del otro lado.
Mis dedos deseaban responderte,
explayarse.
Pero no estabas.
Mi pulgar te buscó en mi agenda,
encontró las letras,
apretó las teclas…
Pero tenías sólo un minuto para mí.
Qué sola me sentí,
porque te necesitaba.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s