La arcilla cobra vida con el tiempo

Vos sos el apasionado
yo sólo fui arcilla en tus manos
me diste vida, despertaste mis ganas
a veces acompañaste
otras no.
Hoy somos dos caminando
dueños de nuestras vidas
siempre compañeros
siempre amantes
cada vez más.
Hoy siento tu amor
la intensidad de tus caricias
hoy te respondo
siempre te quiero
cada vez más
aunque a veces parezca distante
nunca estoy lejos
siempre aquí.
La arcilla cobra vida con el tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s